España: Abrazos plastificados en visitas a centro de mayores

En esta imagen, tomada el 22 de junio de 2020, Agustina Cañamero, de 81 años, y Pascual Pérez, de 84, se abrazan y besan a través de una pantalla de plástico instalada para evitar que los residentes de un centro de ancianos contraigan el coronavirus, en Barcelona. Aún envuelto en plástico, un abrazo puede transmitir ternura, alivio, amor y devoción. El miedo que atenazó a Agustina Cañamero durante los 102 días que ella y su esposo de 84 años pasaron físicamente separados durante el brote de coronavirus en España se disolvió en el momento en que la pareja de abrazó separada por una película de plástico.